LA IMPORTANCIA DE CREAR UN BUEN LOGO

Estas montando un negocio y ya tienes tu marca propia, pero llega el día y Ups! No tengo logo!

En este post, voy a explicar los puntos a tener en cuenta a la hora de crear un buen logo.

No vale cualquier imagen como logotipo.

Lo esencial es saber ¿qué es un logotipo?

Un logotipo es una imagen vectorizada o no, que nos soluciona las preguntas que nos debemos plantear:

¿a qué nos dedicamos? y ¿hacia quién nos dirigimos?.

Los logos son uno de los elementos visuales que los consumidores recuerdan de forma más habitual de las marcas.

El logotipo tiene que transmitir a quien lo ve los valores de la marca, su producto de forma clara y su finalidad hacia el consumidor.

El logotipo transmite valores al usuario más allá de una imagen,  a nivel subconsciente deja sensaciones e ideas.

Por ejemplo, el logo de Deustche Bank transmite seriedad y confianza.  

El usuario leerá muchas cosas en el logo.

Es tal la importancia de los sentimientos que transmite un logo que hay grandes firmas como Mc Donalds que a menudo están cambiándolo para adaptarse a los clientes y en este caso transmitir una sensación de comida más saludable (otra cosa es que nos lo creamos jeje). Mas info aqui.

Hoy en día en el mundo digital y de las redes sociales, los usuarios reconocen a una firma o marca al primer golpe de vista y esto se basa al cien por cien en su logo como seña de identidad. Este mismo puede provocar rechazo o aceptación al usuario con solo verlo.

Asi un buen logotipo que logra por tanto, cuajar con la identidad de la marca y que transmite los valores de la misma, se convierte de manera automática en inmortal porque permanece en el imaginario colectivo asociado a esa marca por siempre.

Es importante crear un logo vectorizado es decir, una imagen creada por vectores que defina la idea a representar.

Normalmente nos fijamos en las palabras que componen el nombre de la empresa y hacemos un juego con ellas, buscamos una figura que las represente o partimos de una idea en función de lo que se dedique nuestra empresa o negocio.

Menos es más

Está muy extendida la idea de “menos es más” a la hora de diseñar, es decir, coger dos conceptos básicos y simplificar el logo al máximo, hasta reducir su imagen a la mínima expresión, que diga todo sin que sea excesivo.

Esta es la norma universal de todos los logos en todos los sectores.

El logo tiene que ser simple

Con el logo de Starbucks y su evolución, tenemos un claro ejemplo de como la marca empezó con una imagen muy recargada con mucho contenido gráfico que se pierde a menor escala y como la compañía ha ido reduciendo ese contenido hacia la esencia, en este caso una Melusina como imagen principal.

Diseño plano

Hace unos años era habitual ver logos con sombras, degradados y bordes adornados. Aquí tenemos un ejemplo en el logo de Pepsi, lo que se llevaba y el estilo de diseño actual.

Ahora gana el diseño plano porque estos se pueden usar en diferentes soportes. Cualquiera puede escalarlo, copiarlo y pegarlo y los que son muy complejos acaban siempre perdiendo calidad. El diseño plano y simple siempre mantendrá su forma.

Psicología del color

El color de una marca nos transmite diferentes sensaciones por ejemplo un logo en azul nos aporta serenidad, en rojo pasión…

Hay que pensar bien los colores que se quieren comunicar y mantenerlos dentro de la identidad corporativa de la marca. Más info aquí.

Diferentes tamaños

Por último, es muy útil ver el logo a diferentes tamaños, para saber cómo lo veríamos en una fachada, en la rotulación de un vehículo, en una parte de la web o en una tarjeta de visita.

El tamaño de cualquier logo se modificará para adaptarse a los distintos soportes y tendrá una vida larga por eso conviene que sean simples porque aguantan mejor los cambios de tamaño que los recargados.

A veces conviene hacer una versión simplificada del logo para poder escalarlo a diferentes soportes.

Y con estos conceptos creo que ya estás preparado para pensar, crear, diseñar y obtener un buen logotipo que explique lo que eres y que te destaque de la competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *